Blog

5 recetas de té para el dolor de garganta y su inflamación

Si estás buscando cómo ayudar a disminuir el dolor de garganta y la inflamación, aquí encontrarás cinco recetas de bebidas calientes que te acompañarán en tu recuperación

Por Nidia Covarrubias

-

5 recetas de té para el dolor de garganta y su inflamación

Aunque con frecuencia el propio cuerpo cuenta con los elementos necesarios para recuperarse de algunos síntomas leves como el dolor de garganta y su inflamación, especialmente si se trata de infecciones virales, nunca está de más apoyarlo para que pueda recuperarse con mayor facilidad. Para que puedas sentirte mejor, te traemos una lista de recetas de bebidas calientes con propiedades antiinflamatorias que serán tus aliadas. Elige el té indicado para ti.

También te puede interesar: 5 recetas de té para el dolor de cabeza, fáciles y rápidas

Té de menta

La menta es uno de los antiinflamatorios herbales básicos, además es muy fácil de conseguir, ya que existen muchas variedades, y es especial para ayudar con dolores más leves como la inflamación de la garganta.

Receta de té de menta: Para realizarlo, en una taza de agua hirviente deja reposar durante cinco minutos una cucharada de menta fresca o seca, coloca una tapa y bebe después del tiempo de infusión.

Té de caléndula

La caléndula es conocida por sus propiedades antisépticas y desinflamatorias, entre sus usos más conocidos se encuentra el ungüento recomendado para pieles irritadas, pero, esta maravillosa flor también puede consumirse en té, para ayudar a disminuir la irritación y la inflamación. Si no deseas la bebida caliente, también puede usarse en frío para hacer gárgaras. No deben ingerirse más de tres tazas al día.

Receta de té de caléndula: En una taza de agua caliente deja reposar una cucharada de pétalos de caléndula durante tres a cinco minutos y cubre mientras tanto con una tapa. Bebe inmediatamente después.

Té de tomillo

El tomillo es antibiótico, antiséptico y además de los usos recomendados para la digestión, esta especia contribuye en la recuperación de la amigdalitis y la afonía, es decir, los casos más graves de inflamación de la garganta, pero además es un auxiliar en problemas respiratorios en general.

Receta de té de tomillo: Infusiona en 300 mililitros de agua recién hervida 15 gramos de tomillo y deja reposar entre tres y cinco minutos. Bebe enseguida y endulza con miel. Sólo debes beber este té dos veces al día.

Té de jengibre

El té de jengibre ayuda a relajar la garganta, y especialmente lo logra a través del efecto antiinflamatorio que producen sus gingeroles y sogaoeles, la sustancia picante que poseen los rizomas de jengibre. Además se puede combinar con tomillo y miel.

Receta de té de jengibre: Se hierven tres gramos de jengibre en una taza de agua durante cinco minutos, se apaga el fuego y se deja reposar con una tapa encima durante 15 minutos para que infusione, se bebe inmediatamente después.

Té de limón con cebolla y orégano

El té de limón con cebolla y orégano reúne varias propiedades nutritivas que ayudarán a tu cuerpo a defenderse mejor de los organismos que pudieran estarlo irritando, a la vez, el orégano produce una sensación fresca sobre la garganta que ayuda a disminuir el dolor.

Receta de té de limón con cebolla y orégano: Hierve una cebolla durante cinco minutos en una olla con 300 mililitros de agua. Una vez apagado el fuego deja reposar 1/2 cucharada de orégano y el jugo de un limón. Si así lo deseas puedes endulzar con miel de abeja.

También te puede interesar: Té de cúrcuma, jengibre y canela, cómo hacerlo y sus beneficios

Cuándo llamar a un médico si tu dolor de garganta sigue

La Clínica Mayo indica que si tu dolor de garganta viene acompañado de los siguientes síntomas debes llamar a un médico, ya que es posible que se trate de alguna infección bacteriana u otro tipo de enfermedad:

  • Dolor de garganta grave o que dura más de una semana
  • Dificultad al tragar
  • Falta de aliento
  • Dificultad para abrir la boca
  • Dolor articular
  • Dolor de oído
  • Erupción cutánea
  • Fiebre superior a 38 °C
  • Sangre en la saliva o flema
  • Dolor de garganta recurrente de manera cotidiana
  • Un bulto en el cuello
  • Ronquera que dura más de dos semanas
  • Hinchazón en el cuello o la cara

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre las tendencias relacionadas con la cocina.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Ranking

Más de Blog