Blog

Cómo se hace la salsa verde para los huevos rancheros

Tatemada y acidita, con ajo y cilantro, la salsa verde es una delicia que se usa en infinidad de recetas, pero que encanta en los huevos rancheros, aquí encontrarás la respuesta a la pregunta sobre cómo se hace la salsa verde para los huevos rancheros

Por Nidia Covarrubias

Cómo se hace la salsa verde para los huevos rancheros

Cómo se hace la salsa verde para los huevos rancheros

Hacer salsas no es una costumbre sólo mexicana, pero hacer salsas picantes sí, por lo que si esto no es de tu preferencia puedes omitir el chile y disfrutar del rico sabor que dan el resto de los ingredientes. Por otro lado, hacer salsas es bastante sencillo y aquí podrás encontrar cómo se hace la salsa verde para los huevos rancheros.

Porciones: 1 litro de salsa

Grado de dificultad: Fácil

También te puede interesar: Cómo preparar chicharrón en salsa verde

Ingredientes para hacer salsa verde

  • 1/2 kilogramo de tomatillo (tomate verde)
  • 1/4 de chile serrano
  • 3 dientes de ajo
  • 1/2 cebolla
  • 1 taza de cilantro
  • 1/2 cucharada de consomé en polvo
  • 1 taza de agua
  • Sal y pimienta al gusto

Modo de preparación

  1. Lava y desinfecta muy bien todas las verduras, pero en especial el tomatillo.
  2. Retira el rabito a los chiles con tu mano, corta el tomatillo por mitades y la cebolla en trozos grandes.
  3. En un comal o sartén caliente asarás el tomatillo y enseguida los chiles. Reserva.
  4. En el mismo comal o sartén cuece los trozos de cebolla y los ajos, el proceso durará menos tiempo.
  5. Licúa todos los ingredientes y pasa a una olla moviendo de vez en cuando hasta que llegue a hervor. Deja hervir durante 5 minutos, agrega el consomé y sal y pimienta al gusto. Retira del fuego y deja enfriar antes de almacenarla en un recipiente limpio y pasarla al refrigerador ¡disfruta!

Tips para preparar esta receta

  • La cebolla y el ajo no deben pasar mucho tiempo al fuego, ya que en caso de quemarse pueden producir un sabor amargo. Solo deben asarse ligeramente.
  • La cebolla y el ajo son los ingrediente que si deben estar bien molidos para que puedan integrarse, aprovecha licuándolos primero en la taza de agua antes de agregar los demás ingredientes.
  • Si te gustan las salsas menos homogéneas puedes usar un molcajete o licuar burdamente los tomatillos y los chiles usando el pulso de la licuadora.
  • Si te gustan las salsas más espesas agrega menos agua.
  • Esta salsa también se consume cruda.

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre las tendencias relacionadas con la cocina.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Blog