Blog

Conoce los 5 tipos de mole más populares de la cocina mexicana

El mole es uno de los platillos más representativos de la gastronomía mexicana. Existe una gran cantidad de recetas, pero hoy conocerás las 5 más populares

Por Cristina Meza

- 05 de Mayo de 2022 - 14:24 hs
Conoce los 5 tipos de mole más populares de la cocina mexicana

Conoce los 5 tipos de mole más populares de la cocina mexicana

El término mole hace referencia a varios tipos de salsas mexicanas condimentadas, hechas a base de chiles y especias. Suelen espesarse con masa de maíz, tortilla o pan. Se pueden servir con carne, como pollo y pavo u hongos guisados. Por mucho tiempo se creyó que fue creado en 1685 por Sor Andrea de la Asunción en un convento en Puebla; no obstante, se han encontrado indicios que demuestran que el mole, en su forma original, existe desde mucho tiempo atrás.

Su verdadero origen se dio en las culturas prehispánicas, donde los habitantes originarios mezclaban diversos chiles con semillas de calabaza, hierba santa y jitomate para crear una salsa denominada mulli, que era acompañada por carne de guajolote y se servía en ceremonias como ofrenda a los dioses. Gracias al intercambio cultural suscitado durante la Colonia, se agregaron nuevos ingredientes como la pimienta negra, el uso de trigo y la carne de puerco.

Te puede interesar: Cochinita pibil tradicional en estufa, receta original de Yucatán

Desde sus inicios, el mole ha representado un motivo de celebración, pues suele ser el platillo principal en fiestas como bodas, XV años, hasta funerales. Actualmente, son incontables las variaciones de tan exquisito platillo, pues la versatilidad de sus ingredientes permite crear nuevas recetas increíbles de mole. Hoy conocerás 5 de las más populares, aprenderás datos curiosos y en qué reside su popularidad.

1. Mole poblano

Se cuenta que esta variedad de mole fue creada por accidente durante la preparación de una cena que sería servida al obispo. La leyenda cuenta que Fray Pascual, horas antes del banquete, iba a guardar algunos ingredientes en la alacena, pero se tropezó en la olla donde se cocinaba el guajolote y fue así cómo se produjo la mezcla. No se puede afirmar la veracidad de la historia, pero sin duda la receta se ha perfeccionado con el pasar del tiempo.

En cada hogar el platillo se prepara con sus respectivas variaciones, pero en un sentido general, el mole poblano siempre incluye ingredientes como chile ancho, chile mulato, chile pasilla, chipotle, clavo, pimienta gorda, comino, canela, chocolate, anís, cacahuate, almendra, nuez pecana, pepitas de calabaza, ajonjolí, pasas, jitomate, ajo y cebolla.

2. Mole almendrado

El mole almendrado es una preparación típica del pueblo de San Pedro Actopan, ubicado en la ahora Ciudad de México. Su peculiaridad reside en que combina sabores picantes, dulces y especiados. Tiene un origen mestizo, ya que incorpora ingredientes nativos como los chiles secos y el chocolate, con ingredientes traídos durante el periodo colonial como el plátano macho y las almendras.

Suele tenerse a la venta en mercados en formato de pasta. Puede acompañarse con manitas de cerdo, pollo y res. Aunque se trate de una receta con gran variedad de chiles, no se trata de un mole particularmente picante. Como puede esperarse de un platillo de este tipo, su preparación es laboriosa, pero vale toda la pena.

3. Mole verde

El mole verde es uno de los platillos más célebres de Oaxaca. Es un guiso de color verde cuyos ingredientes varían según la región y costumbres familiares. Por lo regular se prepara con pepita de calabaza, chiles verdes y especias. En el centro del país se le conoce como pepián verde. Otros ingredientes pueden ser el tomate verde, chile poblano, apio, cilantro, perejil y epazote. Con pollo queda increíble.

4. Mole manchamanteles

El manchamanteles es un mole espeso de sabor dulce, elaborado, por lo regular, con carne de cerdo. La receta incluye chile ancho, clavo, pimienta, canela, cebolla, tomillo, orégano y ajo molido. Su peculiaridad está en que se le agregan trozos de frutas tropicales, como piña, pera, manzana y plátano macho. Es considerado un plato de fiesta en regiones como Puebla y Oaxaca, pues es común encontrarlo en festejos patronales y bodas.

5. Mole negro

De todos los moles, este tiene la elaboración más compleja, pues su característico color se consigue gracias a una particular técnica de quemado. Es de consistencia espesa y su receta incluye 26 ingredientes: chiles chilhuacle, mulato, guajillo, pasilla, ajonjolí, almendras, pasitas, cacahuates, nueces, plátano macho, clavo, pimienta negra, orégano, hoja de aguacate, hierbas de olor, ajo asado, cebolla asada, canela, chocolate, azúcar, sal, manteca de cerdo, pan de yema, jitomate, tortilla quemada, pepitas de los chiles quemadas. Puedes complementarlo con carne de guajolote, pollo, gallina o cerdo.

También te puede interesar: Caldo tlalpeño, receta original con pollo fácil de hacer en casa

Click para cargar encuesta
Síguenos en

Cristina Meza

Estudiante de la Lic. en letras hispánicas por la Universidad de Guadalajara. Autora del poemario Nada se mueve por Ediciones el Viaje. En 2019 presentó su primera exposición de pintura en solitario con el nombre Variaciones de lo íntimo en Ciudad Guzmán, Jalisco y en 2021 presentó su segunda exposición en solitario llamada Enfermedad y muerte en el Museo de Antropología e Historia de Ocotlán, Jalisco. Ha publicado en revistas y medios electrónicos como DADA, Marcapiel, revista El Humo, Tierra Adentro, revista Levadura, Engarce, entre otras. Escribe para Liberoamérica desde 2017 y Cardamomo.news desde enero de 2021

Ver más

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre las tendencias relacionadas con la cocina.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Más de Blog

Síguenos