Blog

Día de la tierra: 7 formas de aprovechar los residuos de comida

¿En serio crees que todo lo que consideras basura lo es? probablemente has estado desperdiciando mucha comida, te compartimos siete formas de aprovechar los alimentos al máximo

Por Nidia Covarrubias

-
Día de la tierra: 7 formas de aprovechar los residuos de comida

Día de la tierra: 7 formas de aprovechar los residuos de comida

Hoy 22 de abril es Día de la Tierra ¿de qué manera cuidas tu al planeta? te compartiremos siete formas de aprovechar los alimentos para evitar residuos y contribuir a la conservación del ambiente. Uno de los beneficios a corto plazo de tomar en cuenta estas estrategias es que generarán un ahorro para tí, mientras que a largo plazo esto podría contribuir a erradicar el hambre y al cuidado de los ecosistemas.

También te puede interesar: ¿Qué temperaturas mantienen los refrigeradores en los comercios?

1. Fermentos y conservas

Si se te pasó la mano comprando frutas y comienzas a calcular que no tienes más deseo de alguna variedad que conseguiste, puedes preparar hidromieles y vinagre con ellas. Son fermentos muy fáciles de hacer en casa, con un poco de práctica te harás experto y podrás disfrutar de bebidas alcoholicas caseras, una de ellas es el tepache.

Si el caso de posible desperdicio es con vegetales, son muy fáciles de conservar en salmuera, con col y manzanas puedes elaborar chucrut, y con pan o betabel puedes preparar kvass. Este tipo de elaboraciones aportan muchos beneficios a tu metabolismo pues contribuyen a mejorar la microbiota intestinal, además evitarás desperdiciar.

2. Compotas, mermeladas y salsas

Si la fruta o vegetal que estás por desperdiciar no es la más adecuada para fermentar o conservar en salmuera, entonces puedes elaborar una salsa, una compota o una mermelada. Las salsas, como bien sabes, pueden elaborarse con verduras como los chiles, el tomate y la cebolla. Las compotas usualmente son elaboraciones a partir de frutas y llevan menos azúcar que las mermeladas. Realmente sólo se requiere molerlas y colocarlas al fuego para que evaporen líquidos, luego deben almacenarse bien, es todo.

3. Caldo fortalecido

Seguramente desechas la capa superficial de las cebollas y los rabitos, hojas y tallos de muchas verduras, pero, adivina, estos restos son comestibles, por lo que no pasa nada si los conservas para agregarlos en tu siguiente caldo, dejarán ahí los nutrientes que son hidrosolubles, algunos de estos son vitaminas y minerales que tu cuerpo agradecerá.

También te puede interesar: Qué puede desayunar, comer y cenar un diabético

4. Caldo de huesos

Si retiraste los huesos al pollo o a la res congélalos para cuando tengas tiempo, puedes incluir la piel. Cocina en agua a fuego lento los huesos y obtén un caldo rico en colágeno y minerales, esta receta es medicinal, y puedes aumentar sus beneficios integrando verduras como en el caldo fortalecido.

5. Productos naturales de limpieza

Las cáscaras de los citricos como el limón, la lima, la toronja y la naranja se pueden dejar reposar en vinagre de manzana o blanco y obtendrás un producto natural para limpiar, que además tiene buen aroma. El proceso de maceración de los cítricos toma hasta tres meses, pero no pasa nada si utilizas el vinagre con las cáscaras desde antes.

6. Calcio para plantas

Los cáscarones de huevo pueden convertirse en calcio para las plantas, incluso, si los procesas bien pueden convertirse en un suplemento nutricional para ti. Para procesarlos de modo higiénico puedes lavarlos con jabón después de vaciar su contenido, cuando reunas varios debes retirar la membrana adherida a su interior y luego hervirlos u hornearlos, después los pasas a moler en la licuadora o en un procesador y ¡voilá! calcio en polvo, puedes darselo a las plantas.

El agua de cáscaras de plátano hervidas también funciona para proveer de potasio a las plantas.

7. Composta

Por todo lo anterior seguramente estabas esperando a que mencionaramos este importantísimo proceso de aprovechamiento de restos de comida. A la composta no se pueden añadir almidones, aceites o productos de origen animal, pero sin duda con un poco de ceniza, paja y tierra podrás lograr regresar los nutrientes en los residuos de comida al suelo. La composta además puede intercambiarse o ser vendida, siempre y cuando cumpla con las características de inocuidad necesarias.

Y finalmente, congela los alimentos que no alcanzarás a comer antes de que se descompongan, o bien, si no vas a comer los alimentos que adquiriste y tampoco deseas hacer nada extra con ellos, evita comprarlos o realiza donaciones.

¿Por qué evitar desperdiciar los alimentos?

En México la fruta que más se desperdicia es la guayaba, seguida del mango. Las toneladas que de estas frutas se desperdician se pierden a lo largo de todos los niveles de distribución hasta llegar a los consumidores. 

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en promedio, cada persona desperdicia 74 kilogramos de comida al año generando millones de pesos en pérdidas económicas y desgaste en los suelos de cultivo, entre otras afectaciones ambientales generadas por el uso de pesticidas y la cadena de transportación. Sin embargo, lo más grave y doloroso de esto es que a pesar de que a nivel mundial se cuenta con la capacidad productiva para evitar el hambre, el desperdicio y la desnutrición coexisten. 

Evitar desperdiciar alimentos es sólo una de las medidas que se deben tomar frente a la crisis climática y la escasez de agua que enfrentaremos en los años venideros.

Síguenos en

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre las tendencias relacionadas con la cocina.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Blog